Empiece a leer la Biblia desde el mes de ENERO.

Empiece a leer la Biblia desde el mes de ENERO.

SAN MATEO 1-4

Capítulo 1     

Genealogía de Jesucristo


Este es el Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. 

Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob; Jacob engendró a Judá y a sus hermanos; 

Judá engendró de Tamar a Fares y a Zéraj; Fares engendró a Hesrón; Hesrón engendró a Aram; 

Aram engendró a Aminadab; Aminadab engendró a Najsón; Najsón engendró a Salmón; 

Salmón engendró de Rajab a Boaz; Boaz engendró de Rut a Obed; Obed engendró a Isaí; 

Isaí engendró al rey David. David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías; 

Salomón engendró a Roboam; Roboam engendró a Abías; Abías engendró a Asa; 

Asa engendró a Josafat; Josafat engendró a Joram; Joram engendró a Uzías; 

Uzías engendró a Jotam; Jotam a Acaz; Acaz engendró a Ezequías; 
10 
Ezequías engendró a Manasés; Manasés engendró a Amón; Amón engendró a Josías; 
11 
Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación de Babilonia. 
12 
Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel; Salatiel engendró a Zorobabel; 
13 
Zorobabel engendró a Abiud; Abiud engendró a Eliaquim; Eliaquim engendró a Azor; 
14 
Azor engendró a Sadoc; Sadoc engendró a Aquim; Aquim engendró a Eliud. 
15 
Eliud engendró a Eleazar; Eleazar engendró a Matán; Matán engendró a Jacob. 
16 
Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. 
17 
De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones. 
18 
El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando María su madre,desposada con José antes que se unieran, se halló que ella había concebido del Espíritu Santo. 
19 
José su marido, como era justo y no quería difamarla, se propuso dejarla secretamente. 
20 
Mientras él pensaba en esto, un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 
21 
Ella dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 
22 
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habló el Señor por medio del profeta, diciendo: 
23 
He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarán su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. 
24 
Cuando José despertó del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. 
25 
Pero no la conoció hasta que ella dio a luz a su hijo primogénito, y le puso por nombre JESÚS. 

--------------------------------------------------------------------------------


Capítulo 2     

La adoración de los magos

Jesús nació en Belén de Judea cuando gobernaba el rey Herodes. Y he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén, 

preguntando: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque al ver su estrella en el oriente,  hemos venido para adorarle. 

Cuando el rey Herodes oyó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él. 

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. 

Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: 

Y tú, Belén, en la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los gobernadores de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, que pastoreará a mi pueblo Israel. 

Entonces Herodes, llamó en secreto a los magos, e indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; 

y enviándolos a Belén, dijo: vayan, y averiguen con diligencia acerca del niño; y cuando lo hallen, haganmelo saber, para que yo también vaya y le adore. 

Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 
10 
Al ver la estrella, se regocijaron con gran alegría. 
11 
Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 
12 
Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. 
13 
Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. 
14 
Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto, 
15 
y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo. 
16 
Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos. 
17 
Entonces se cumplió lo que fue dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo: 
18 
Voz fue oída en Ramá, Grande lamentación, lloro y gemido: Raquel que llora sus hijos, Y no quiso ser consolada, porque perecieron. 
19 
Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, 
20 
diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vé a la tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño. 
21 
Entonces él se levantó, tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel. 
22 
Pero, al oir que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo miedo de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea.  
23 
Habiendo llegado, habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno. 

--------------------------------------------------------------------------------


Capítulo 3     

Ministerio de Juan el Bautista

En aquellos días apareció Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, 

Y diciendo: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, diciendo: Voz del que proclama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas. 

Estaba Juan vestido de pelo de camello y con un cinto de cuero a la cintura. Su comida era langostas y miel silvestre. 

Entonces salían a él Jerusalén y toda Judea, y toda la región del Jordán, 

y confesando sus pecados eran bautizados por él en el Jordán. 

Pero cuando Juan vio que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién les enseñó a huir de la ira venidera? 

Hagan, pues, frutos dignos de arrepentimiento, 

y no piensen decir dentro de ustedes mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo les digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. 
10 
El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. 
11 
Yo a la verdad les bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. 
12 
Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. 
13 
Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. 
14 
Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? 
15 
Pero Jesús le respondio: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. 
16 
Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 
17 
Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. 

--------------------------------------------------------------------------------


Capítulo 4     

La tentación de Jesús

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 

Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 

El tentador se acercó, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 

Pero él respondio y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso de pie sobre el pináculo del templo, 

y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, en sus manos te sostendrán, de modo que no tropieces con tu pie en piedra. 

Jesús le dijo: Además está escrito: No pondrás a prueba al Señor tu Dios. 

Otra vez el diablo le llevó a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, 

y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adoras. 
10 
Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 
11 
Entonces el diablo le dejó; y he aquí los ángeles vinieron y le servían. 
12 
Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; 
13 
y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí,  
14 
para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: 
15 
Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; 
16 
El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció. 
17 
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 
18 
Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. 
19 
Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. 
20 
Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. 
21 
Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. 
22 
Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron. 
23 
Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 
24 
Y se difundio su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó. 
25 
Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán. 

.

.

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.